¿Con qué derecho?

A estas alturas ya es de conocimiento nacional e internacional que Mariana Villanueva cuyo seudónimo artístico es “Haku” incurrió en una práctica que en estos días debiera considerarse (por quien la comete) seriamente; el plagio. En mi opinión cometió un error garrafal porque sí estamos hablando de que copió al calco imágenes de diferentes artistas para crear en este caso, la portada que Microsoft y XBox México le comisionaron para una edición especial del videojuego Gears of War. Hasta ahora eso ha sido el tema en que diversos sitios web y portales hablan (recomiendo ampliamente la lectura de este y éste sitio para saber más y tener una referencia un tanto objetiva y profunda), pero concentrémonos en lo que dicen muchos usuarios sobre la referida ilustradora:

  • Si #LadyPlagios estuviera fea no hubiera sido el escándalo de esa magnitud pero igual tampoco le habrían dado la Chamba en primer lugar.
  • Una cara bonita no te da derecho de plagiar.
  • Están bien mensos todos, los casos de plagios o infidelidades se justifican si la chava está buenorra (sic).

No pienso publicar los memes e imágenes misóginas donde planteaban ideas con implicaciones sexuales y sádicas en alusión al lío legal en que probablemente se vea involucrada Mariana (que tampoco creo que sea algo tan grave) pero sí los mencionaré porque inundaron la red y aún lo hacen. ¿No tiene derecho ella a publicar fotos en sus redes sobre ella o sobre lo que se le antoje? Claro que es muy guapa, y la mayoría de las chicas guapas que tienen una red social suelen subir sus fotos denominadas “selfies”.

Ahora bien, sabemos que muchos de sus admiradores la siguen porque además de su belleza tiene carisma y es amable y accesible (al menos así la he visto en las convenciones en que ha participado, recientemente en Pixelatl en Cuernavaca, Morelos), y es lo que se espera de una chica como ella. Cuando Peña Nieto fue descubierto por el plagio de una tesis, nadie habló de su apariencia (de esa se habla pero por separado, que si tiene cáncer, que si está demacrado, que si parece un idiota). Así que por qué juzgar a la chica por su vestimenta, su apariencia, lo que publica en sus redes sociales, etcétera, si nada de eso tiene qué ver con su error. Y sobre todo ¿por qué cuando se sabe que cometió un error la convierten ya no en deseo de sus fantasías sexuales sino en el objeto a vilipendiar de formas ruines y perversas? ¿Por qué piensan que el hecho de que esté guapa le valió acceso a la atención de XBox? De nuevo recuerdo el caso de Ángela Bernardo que recibió amenazas de muerte, sufrió acoso y obtuvo insultos nada más por señalar el hecho de que este año ninguna mujer ganó un Nobel, y de hecho menos de 50 mujeres lo han ganado frente a los más de 800 hombres que lo obtuvieron desde que se creó el galardón (pueden leer al respecto aquí). Ok, Mariana no señaló nada y cometió un error a diferencia de Ángela, pero aún así no se merecía nada de lo que le hicieron en la red, es más, no merece lo que está sufriendo ahorita en su vida por ese motivo.

Deberían estar hablando (me refiero a esa mayoría que la está linchando) sobre el tema del acoso. Pero también aquí ocurre otro fenómeno; el de sus defensores. No me refiero a los que le brindan apoyo honesto sino a los que también han arremetido contra Mario S. Nevado en defensa de “Haku” al grado que Mario ha borrado por lo visto casi todas sus publicaciones (no sólo las que tienen qué ver con Mariana y su plagio). Cuando yo vi su descubrimiento sobre el plagio en el muro de otro amigo lo compartí, claro está cuando leí el contenido no me pareció que Mario calificara a “Haku” por su apariencia, ni arremetiera como arremeten ahora diversos usuarios de redes sociales. Lo único que hizo fue hacer un análisis a las imágenes que conocía de su colega Martín De Diego y la imagen de Mariana que confirmó que en efecto había un plagio.

Pero ahí no se acabó el asunto, pues salieron otros más a decir que Martín también plagiaba, que si al memorable artista sueco Giger, que si a los ilustradores góticos, y en un caso de profunda idiotez, hasta salieron a decir que había plagiado gráficos del juego para Nintendo de los 80’s “Contra”(adelante mostraré por qué eso es una idiotez). Y así hemos tenido las posturas, quienes linchan a Mariana por un lado y quienes la defienden linchando también a quien destapó la cloaca. Pero supongamos por un momento que esto no hubiera pasado. Mariana, quien al parecer suele usar trabajos que supongo se halla en la red para hacer sus composiciones, no recurre a la referencia, ni al homenaje, sino al calco con modificaciones. Ignoro por qué teniendo la capacidad que tiene hace eso, pero es claro que si no ayer, mañana le hubieran dicho algo al respecto de todos modos, porque hechos como esos causan molestia debido a que hay muchos artistas en México que no tienen la atención que ella tuvo. Eso se entiende, pero lo que no se entiende es que bajo la misoginia por un lado la exhiban como si hubiera asesinado a un animal o a una persona incluso. Por otro lado, en menor media (mucho menor) tenemos también que sus defensores reaccionan igual que sus contrapartes, y por un lado pasan a atacar a Mario y en una prudente postura, Martín se mantiene al margen sin decir algo al respecto pero que seguro, si como he indagado, tiene registrada su obra, procederá contra Microsoft y estos a su vez contra Mariana.

Y la relevancia del asunto radicó en que sigue la misoginia avanzando, es un recurso del que deberíamos hablar más y señalar, acusar y condenar, porque sigue siendo usado como recurso para incluso, señalar y acusar errores en políticos, artistas, científicos, divulgadores e investigadores (en especial si son mujeres). Y por otro lado también hubo relevancia en la ignorancia que exhiben artistas y colegas emergentes que no saben distinguir entre una referencia, un homenaje, y un plagio (calco).

Para finalizar mostraré que bajo la lógica y óptica de quien hizo la imagen que muestro a continuación, cualquier cosa puede ser un plagio de otra:

14712749_1301596033213487_3859508607401681708_o

Aquí vale la pena notar que en la imagen original de Martin (consultarla aquí) la composición no es la misma en ningún sentido con la imagen del videojuego. En el “sesudo” análisis que hacen en la imagen anterior, tuvieron que forzar mucho el Photoshop para que embonara el supuesto plagio. Aquí dejo una imagen comparativa donde se puede ver que no hay tal.

supuestoplagio

Sin embargo resaltan otros detalles; al bajar la imagen del deviantart de Martín, el nombre del archivo es “contra2_copia_by_almanegra-d5xwgon.jpg” por lo cual me imagino el que quiso defender a Mariana acusando de plagio a Martín pensó que lo de “contra2” era porque el autor era tan obvio que dejó la marca de su plagio en el nombre del archivo (resulta que hay dos contraportadas y a una le puso justamente contra2, pero nada qué ver con el videojuego). Y el screenshot del videojuego “Contra” está muy lejos de ser algo que embone al calco superponiendo la imagen tal cual es, cosa que no ocurre con las ilustraciones de Mariana que son un calco exacto de otras obras (lo cual es lamentable).

Bajo este esquema hay que considerar también que “Contra” es un videojuego muy inspirado por el arte de H.R. Giger, en particular porque en esas fechas las películas de “Alien” estaban muy de moda y sus diseños también fueron hechos por el artista sueco. Hoy en día muchos artistas están influenciados e inspirados por la obra de Giger, por lo que no es raro que haya coincidencias entre ellos y hasta entre los juegos y otros productos influenciados. Ver las siguientes imágenes y sin que tengan nada qué ver, podríamos (bajo los increíbles esquemas de análisis de estas personas) concluir que el autor de la puerta del infierno (que ignoro quien sea por más que he buscado) hizo un calco del juego de “Contra” también.

Y ya no hablemos del arte de los videojuegos de Konami en los que por cierto, en uno de los artículos que cito dicen que son plagios. ¿Con qué derecho hacen todo esto?

Adiós a Don Sixto Valencia

Sixto Valencia por Ricardo Camacho

Don Sixto Valencia y Memín Pinguín. Ilustración realizada por Ricardo Camacho.

 Hoy a la 1 de la madrugada falleció de un infarto al corazón Don Sixto Valencia Burgos, gran artista del dibujo y la historieta en México, mejor conocido por su creación cumbre, el célebre Memín Pinguín.  Poco puedo aportar como información a este suceso, pero creo que, dado que mi blog es leído en algunas partes del mundo, es importante dar a conocer esta noticia pero sobre todo el trabajo que realizó Don Sixto durante sus 81 años de vida. Se le conoció además por ser un hombre sencillo, humilde, accesible y sobre todo dispuesto a compartir su talento para el dibujo a los demás. Muchos autores del dibujo en México tuvieron una cercanía tal con el maestro Don Sixto, que se podría hablar de toda una escuela que hoy le dice adiós. Descanse en paz Don Sixto.

Memín Pinguín Memín Pinguín

Nuevo proyecto

Escribía hace poco en mi twitter que esto ya parece obsesión, compulsión, o adicción (o todas las anteriores al mismo tiempo), pero dado que poco a poco me estoy tratando de disciplinar con mis espacios virtuales en la red, voy a dejar el Anticuario para lo que dije que sería, para hablar de arte exclusivamente. Cualquier otro tema personal que tenga, lo trataré aquí, acompañado con un webcomic que ilustre la entrada del momento.

Dado que preparo nuevos proyectos y estoy por terminar el 1er canto de mi animación (casi invisible e increíble porque nada hay aquí) pues estaré de nuevo al corriente. Saludos y gracias por tu visita a este nuevo espacio.